miércoles, 27 de mayo de 2015

Bizcocho mojicón



Harina 60 gr
Fécula de patata 60 gr
100 gr de azúcar
30 gr de mantequilla
4 yemas
4 claras
Ralladura de limón
Encendemos el horno a 170º





Pesamos la harina, dos cucharadas colmadas equivalen a 60 gr.
Pesamos la fécula de patata o almidón de patata es lo mismo.


Separamos las claras de las yemas.


Lavamos un limón con un cepillo de uñas, que solo usaremos para la cocina para quitar la cera que dan a muchas frutas.


Añadimos el azúcar a las yemas y batimos hasta que estén espumosas y  blanquecinas.


Añadimos  el harina y la fécula tamizadas y mezclamos bien que no queden grumos.


Añadimos la mantequilla y movemos bien.


Ponemos una pizca de sal a las claras y batimos a punto de nieve.


Incorporamos las claras a las yemas de dos veces, con movimientos envolventes con la espátula para que no bajen las claras.


Puse la masa en papeles de magdalenas grandes, llevamos al horno a 180º.
En unos 10 ó 15 minutos están cocidos en el momento que se ponen doraditos el tiempo depende de los hornos.


Hace años en las pastelerías de Madrid se veían los mojicones ya es mas difícil verlos, aunque es un bizcocho delicioso, espero que os guste besos.
Adita

lunes, 25 de mayo de 2015

Pastel inteligente



Ingredientes
115, gr de harina
140 gr de azúcar
1/2   de leche, templada
4 huevos
125 gr de mantequilla, liquida y fría
Ralladura de limón, solo la parte amarilla
1 cucharada de aroma de vainilla


Los moldes, puedes usar los que mas te gustan, para estas cantidades, puede ser un redondo de 22 centímetros, o rectangular de 30x17 y 7 de alto, untados con mantequilla y espolvoreados con harina.


Rallamos la piel del limón, la mantequilla la llevamos unos segundo al micro con cuidado de no separar el suero, es preferible meter y sacar remover , varias veces hasta que quede liquida.


La mantequilla aunque quede, algún trozo sin deshacer, con el calor y removiendo, se va a volver liquida.


Separamos las yemas de las claras, batimos las claras a punto de nieve, reservamos en un bol.


Sin lavar el recipiente, echamos las yemas y el azúcar, y batimos hasta que estén blanquecinas y espumosas.


Echamos la mantequillas, y batimos un poco para que se integre con las yemas, el aroma de vainilla si es muy concentrado le echamos una cucharadita de café, y es el de Vahiné una cucharada sopera, batimos un poco.


Añadimos la leche sin parar de batir, y la ralladura de la piel de limón.


Tamizamos la harina, y mezclamos con una espátula, hasta que no tenga grumos.


Añadimos las claras, de dos veces mezclando con una espátula, no hace falta que quede muy mezclado, la  parte de la clara es la que nos va hacer la capa de bizcocho, queda una masa liquida al mezclarla.


Aquí veis, como quedan las claras mezcladas.


Llevamos al horno  precalentado a 180º C, dejamos 10 minutos, y bajamos la temperatura del horno a 160º C, 50 minutos mas, pinchamos antes de sacar, si sale limpia la aguja esta cocido y si no dejamos un poco mas.


Dejamos enfriar fuera del horno, y cuando este frío metemos en el frigorífico,  durante al menos 3 horas, no se puede volcar, lo tienes que cortar dentro del molde.


Quedan tres capas, una tipo pudin, otra tipo flan, y la de arriba bizcocho, por eso se llama inteligente, el solo se separa en el horno.


Es sencillo, jugoso, muy suave, y rico.


Un pastel, que vas hacer mas de una vez.


Espero que os guste, besos
Adita

domingo, 24 de mayo de 2015

Potaje de garbanzos, con espinacas



Ingredientes 
400 gr de garbanzos
1 k. y 1/2 de espinacas frescas o un bote de 500gr.
2 tomates maduros o 300 de tomate triturado de bote.
100 ml. de aceite de oliva
100 gr de cebolla
100 gr de bacalao, si es fino mejor
1 diente de ajo
una rama de perejil
1 hoja de laurel
unos granos de pimienta negra



La noche anterior, dejamos en remojo los garbanzos y el bacalao



Ponemos agua en el recipiente que los vamos a cocer, con la hoja de laurel y los granos de pimienta, la dejamos en el fuego, se caliente



Cuando el agua este caliente sin que llegue a hervir, añadimos los garbanzos y el bacalao, los dejamos cociendo.



Mientras los garbanzos se cuecen, preparamos el sofrito, cortamos la cebolla un poco fina.



Si el tomate es fresco, lo rallamos.



Ponemos una sartén al fuego, con los 100 ml de aceite, y freímos la cebolla sin que se queme, y cuando tome un poco de color añadimos el tomate, para que se fria todo junto. 


Si las espinacas son frescas las lavamos  y cocemos, y si son de bote escurrimos en un colador y las cortamos un poco.



Machacamos el ajo y el perejil,  y se lo añadimos a los garbanzos cocidos, quitamos la hoja de laurel y las bolas de pimienta, le añadimos las espinacas.



Una vez frito el tomate con la cebolla, le añadimos el bacalao cocido si espinas. 
Lo rehogamos un poco con el sofrito, si no nos gusta el bacalao, lo podemos eliminar, el sabor lo tienen ya los garbanzos .



Echamos el sofrito a los garbanzos, probamos de sal, dejamos cocer unos minutos.



Y  un potaje, rico, rico, rico, espero que os guste besos
Adita

sábado, 23 de mayo de 2015

Butifarra, con patatas suflé

Ingredientes
Butifarra.
Patatas
Aceite.



Pelamos unas patatas, las lavamos y cortamos, con estos cortadores, salen todas iguales, y te las corta rápido.


Las salamos y las pochamos,  en la freidora al mínimo de temperatura,  y cuando estén a medio cocer, apagamos la freidora, con las patas dentro antes que se terminen de cocer,  ellas solas se van pochado en el aceite, con el calor que tiene, las sacamos y dejamos en el cestillo.


Calentamos al máximo el aceite, y cuando este verde la luz, las introducimos en la freidora, unos segundos y sacamos,  a esperar que se vuelva a calentar el aceite.


Cuando vuelva a estar caliente,  las metemos otra vez, esta operación la hacemos 4 o 5 veces,  y cuando veamos que las tenemos doraditas las sacamos.


Si las freímos en sartén,  cuando estén cocidas en el aceite,  a muy baja temperatura, las sacamos a un plato, calentar mucho el aceite a unos 190º y las introducimos unos segundos  y las sacamos y metemos las veces que sean necesario paras que nos queden doradas poco poco.


Son patatas suflé blanditas por dentro,  y crujientes por fuera


Cortamos en rodajas  la butifarra , ponemos ½ cucharada de aceite en una sartén y las salteamos un poco.


Las dejamos unos minutos que tomen un poco de color.



Emplatamos con un molde,  ponemos una capa de patatas, otra de butifarra, vamos alternando las capas, hasta agotar, para terminar con butifarra.


Ponemos un poco de reducción de jerez y salsa brava.

Sencilla rápida de preparar y rica, espero que os guste besos.
Adita